La Puerta de Aragua


Municipio Santos Michelena Las Tejerías Estado Aragua

La Puerta de Aragua

Ultimas Fotografías

 

 

 

 

 

Contacto

 

 

usuarios conectados

 

El 1º de Noviembre de 1797, nace en Maracay Estado Aragua, nuestro epónimo, Santos Michelena. Hijo del español Santiago José Michelena y de la venezolana María Teresa Rojas Queipa y Natera. En 1813, a los 16 años de edad, tuvo una fugaz participación como soldado en los sucesos de la guerra de independencia, alistándose en las filas patriotas bajo las órdenes de Mariano Montilla, siendo herido en combate. Hecho prisionero fue trasladado a Coro, pero debida a su corta edad fue liberado con la condición de que abandonara el país. Se residenció en Filadelfia, Estados Unidos, hasta el año 1819, completando su educación en derecho, economía y comercio. Se traslada a La Habana, Cuba, realizando trabajos de carácter mercantil, regresando a Venezuela en 1821, fundando en La Guaira una empresa mercantil. En dicha ciudad ejerció el cargo de síndico procurador hasta 1824, cuando fue elegido diputado por la provincia de Caracas ante el Congreso de la Gran Colombia. Se residenció en Bogotá hasta el año 1826. Al término de sus funciones como parlamentario, optó al cargo de cónsul y agente fiscal de la Gran Colombia, en Londres. En 1828 regresó a Caracas y posteriormente fue nombrado oficial mayor de Hacienda y Relaciones Exteriores, ocupando esta cartera en 1830, bajo el gobierno del General José Antonio Páez. Su trabajo le permitió organizar la hacienda pública nacional de una manera sobresaliente.

El Presidente Páez lo designa en 1833, enviado especial y ministro plenipotenciario ante los gobiernos de Nueva Granada y Ecuador, con el fin de finiquitar los asuntos correspondientes al pago de la deuda pública exterior de los Estados que formaban la Gran Colombia. Igualmente recibió los poderes para negociar con Nueva Granada un Tratado de Amistad, Alianza, Comercio y Navegación, lo cual dio como resultado el Tratado Pombo-Michelena, en 1833, cuyos términos debían ser sometidos a consideración de los gobiernos respectivos. El Poder Legislativo venezolano lo rechazó en 1835. A su regreso al país, ese mismo año, Michelena fue nombrado secretario de Estado en Hacienda y Relaciones Exteriores, cuando se produjo la Revolución de las Reformas, siendo derrocado el Presiente José María Vargas.

Una vez restituido el poder constitucional, Michelena renunció a su cargo por no estar de acuerdo con los indultos ofrecidos a los sublevados en dicha revolución. Sin embargo, en el año 1836, aceptó ser ministro plenipotenciario de Venezuela para ajustar en Estados Unidos un Tratado de Amistad, Comercio y Navegación. Al regresar ocupó por corto tiempo el cargo de alcalde segundo de la ciudad de Caracas, renunciando casi inmediatamente para retirarse a su fundo en Maracay. En 1837, el Vicepresidente Andrés Narvarte, encargado del Poder Ejecutivo, lo llamó para que ocupara nuevamente la secretaría de Hacienda y Relaciones Exteriores. En1837 se encargó de ajustar los Tratados de Amistad, Comercio y Navegación de Venezuela con Gran Bretaña y las Ciudades Hanseáticas. Ese mismo año renunció a la secretaría para ocupar el cargo de enviado especial y ministro plenipotenciario de Venezuela ante Nueva Granada, hasta 1840.

Regresa Michelena al país y aspira a la vicepresidencia de la República. En julio de 1840 fue elegido consejero de Estado, cargo que desempeñó junto con la vicepresidencia. Fue encargado del Poder Ejecutivo en seis oportunidades, siendo postulado para la Presidencia de la República en 1844, en competencia con Diego Urbaneja y el Gral. Carlos Soublette, resultando Soublette electo. Se retira brevemente a la vida privada, pero en 1845 fue nombrado enviado especial y ministro plenipotenciario ante las cortes de Gran Bretaña, Francia y España. Nuevamente renuncia a dicho cargo, regresando al país para continuar con su vida privada, siendo elegido diputado por Caracas al Congreso Nacional, en 1848. Como ya hemos visto, fue herido mortalmente por arma blanca en los sucesos del atentado al Congreso Nacional, el 24 de enero de 1848, muriendo el 12 de marzo a consecuencias de las graves heridas sufridas. Tenía 51 años de edad.
A Santos Michelena se le reconoce el haber desempeñado un papel de primer orden en la organización de las relaciones exteriores de Venezuela y de la Hacienda Pública Nacional.

La vida de este insigne personaje, cuyo nombre reviste de gloria a nuestro municipio, es el mejor ejemplo a seguir para las generaciones de relevo, que desde ya nos preparamos para conducir los destinos de nuestra gran nación.

 

La Puerta de Aragua

 

No olvides
firmar el libro
de Visitas

 

Copyright © 2008-2014 "La Puerta de Aragua"

Diseño Web Antonio Pestana Freitas